Bing Places ya está aquí: ¿entramos?

A finales del pasado 2013 llegó el desembarco: Bing Places para Empresas llegaba al mismo tiempo a España y Alemania, después de su experiencia en otros países como Estados Unidos, Canadá, la India o Gran Bretaña.

 

Así que si tienes un negocio local, ya dispones de otro lugar donde darte a conocer.

¿Entramos?

 

Relevancia de Bing Places para los negocios locales

bing places

Vaya por delante una idea: mal no te irá.

Es cierto que Google Local tiene hoy prácticamente el monopolio de las búsquedas locales (al menos en España), y por tanto, en las fases iniciales, la relevancia de Bing Places será pequeña.

Es cierto que nada indica, a corto plazo, que Google vaya a ceder demasiado terreno.

Es cierto que a día de hoy, la inversión en SEO local has de llevarla a Google Local, porque es donde se está moviendo la gente.

 

Pero nadie te garantiza que esto vaya a ser así dentro de, yo qué sé, dos o tres años. Pueden pasar muchísimas cosas.

Y bueno, como decíamos, ¿qué mal te va a hacer? Como mucho deberías tener cuidado con un par de detalles de la ficha (ahora lo explicamos), así que no pierdes nada por darte de alta y aparecer también en su directorio. Además, como indica José Manuel Arce en este artículo sobre Bing Places, pueden aprovecharse pequeños nichos.

 

Cómo darse de alta en Bing Places

Bing Places

Dar de alta tu negocio en Bing Places es realmente sencillo, con un esquema de pasos muy similar al de Google Places, e incluso algunas mejoras respecto a éste. No es preciso repetir lo que ya está bien explicado, así que te remito de nuevo al mismo blog de antes, donde encontrarás los pasos para darte de alta en Bing.

 

Lo que yo quiero resaltar es un pequeño detalle que puede tener importancia o puede no tenerla. Y es tener un especial cuidado en que la ficha coincida lo más posible con tus datos en Google Local. Especialmente si estás invirtiendo en SEO.

 

Google estará rastreando la red, y cada vez que dé con el nombre de tu negocio contrastará los datos. Así que por si acaso, vigila que la dirección y el teléfono sean exactos. Los demás datos también.

En cuanto a las categorías, quizá no sea posible reproducirlas con exactitud (por ejemplo, Google Places permite añadir categorías, mientras que Bing Places no, así que si te inventaste una, no tienes nada que hacer), pero sí puedes aproximarte mucho, o al menos no dispersarte demasiado. Poner demasiadas categorías suele ser más un problema que una ventaja, porque dispersas la especialización de tu negocio, y por tanto su relevancia para las palabras clave. Por eso se recomienda poner dos o tres, cuatro como mucho.

 

Pero es que además, si en una ficha pone, digamos, 2 categorías, y en la otra pone 3, siendo la tercera algo totalmente ajeno a las otras dos, el efecto podría resultar perjudicial para el posicionamiento en Google Local.

Quizá de una forma imperceptible, es cierto. Esto acaba de empezar y aún no sabemos cómo podría afectar realmente.

 

Pero digo yo, que siempre es mejor curarse en salud, ¿no?

 

O sea que ya sabes: anímate a probar Bing Places, que nunca sabes qué cosas buenas te podrían pasar. Pero hazlo con cuidado, recordando que a día de hoy, en lo que a tu negocio respecta, los clientes te los sigue trayendo Google Local.

 

Leave a Comment